miércoles, 20 de junio de 2018
Espaguetis con tomates rustidos y olivada

Espaguetis con tomates rustidos y olivada

miércoles, 20 de junio de 2018
Existen infinidad de recetas con espaguetis, ¡a cuál más deliciosa!


Y en ello estaba, buscando una receta deliciosa de espaguetis, cuando me encontré esta interesante explicación en el blog Planeta en coserva:

"La pasta se come al dente. Hay pequeñas variaciones regionales (en Roma por ejemplo al dente es MUY al dente) y personales, pero en principio lo peor que se puede decir de una pasta es que esté scotta, pasada.
Por esto, cuando se echa la pasta al agua hirviendo se suele avisar a todo el hogar. Esto implica que en pocos minutos los comensales tendrán que estar listos en la mesa".

Avisadas y avisados estáis  ¡los espaguetis están en el agua!



.

Ingredientes para los espaguetis con tomates rustidos y olivada:

  • espaguetis (pasta fresca o seca)
  • tomates cherry
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • especias para aderezar: tomillo, romero (secas o frescas)
  • queso fresco o cualquier otro que os guste, pero que no tenga mucho sabor
  • aceitunas/olivas negras (muertas, negras, arrugadas, secas...)
  • aceite de oliva, sal, pimienta


.

Preparación de los espaguetis con tomates rustidos y olivada:

1.- Poner a hervir agua con sal para cocinar los espaguetis.

2.- Lavar los tomates cherry y partirlos por la mitad. Si son grandes podéis darles otro corte mas. En una sartén o cazuela poco profunda añadir aceite de oliva para sofreír los dientes de ajo cortados a trozos pequeños y las especies que hayáis elegido. 

3.- Seguidamente añadir los tomates y cocinar a vuestro gusto a fuego medio. Salpimentar.

4.- Cuando los espaguetis estén cocinados  (seguir los tiempos del envase) añadir al recipiente de los tomates (no escurráis del todo la pasta, incorporarla con algo del agua de la cocción) y cocinar todo junto un par de minutos para que se integren los sabores.

5.- Quitar el hueso a las olivas/aceitunas y trocearlas. Mezclarlas con un poco de aceite de oliva. 

6.- Servir los espaguetis acompañados del queso fresco desmigado y la "olivada".



.
A disfrutar!!!



Notas:

  • Olivas/Aceitunas (muertas, negras, arrugadas, secas...)generalmente se dejan madurar en el árbol y se secan en salmuera y luego al sol para que adquieran su aspecto arrugado y concentren todo el sabor.
  • La olivada es una pasta hecha a base de olivas/aceitunas, en principio negras, trinchadas con aceite de oliva, sal y si se quiere alguna especie.
  • La salsa tiene que estar lista antes de que se escurra la pasta. La pasta se escurre y se añade rápidamente a la salsa (en la sartén de cocción o en una fuente de servir). Cuando se sirve la pasta en una fuente, se pone la salsa, o parte de ella, en la fuente para que al volcar la pasta se encuentre rápidamente con ella.

miércoles, 6 de junio de 2018
Bizcocho de mascarpone y naranjas confitadas

Bizcocho de mascarpone y naranjas confitadas

miércoles, 6 de junio de 2018

Si quieres invitar a tus amigos o familiares con un postre o merienda realmente espectacular,  este rico bizcocho de mascarpone y naranjas confitadas, es una autentica delicia. La combinación de texturas y sabores te sorprenderá.

Este bizcocho queda super esponjoso y la naranja le da un sabor extra, si le añadimos la cobertura de chocolate ¡no os cuento mas, esta de vicio!




.

Ingredientes para el bizcocho de mascarpone y naranja confitada:

  • 150 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 1/2 vaso de aceite suave
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 1 naranja (el zumo) y la ralladura de la piel (para potenciar mas el sabor)
  • 15 gr de levadura química
  • 80 gr de almendra molida
  • 150 gr de harina de todo uso
  • naranjas confitadas (aquí tenéis la receta casera)

opcional 
Para la cobertura de chocolate
  • 150 ml de nata líquida o leche evaporada
  • 150 gr de chocolate negro para fundir


Preparación del bizcocho de mascarpone y naranja confitada:

1.- Precalentar el horno a 190ºC. 

2.- Batir los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa. A continuación agregar el aceite, el zumo de naranja, la ralladura de la piel y el mascarpone.

3.- Cuando este todo bien integrado añadir los ingredientes secos tamizados: la harina, levadura y la almendra molida.

4.- Por último incorporar la naranja confitada.
Para estos bizcochos utilizo las naranjas confitadas que se rompen y que no quedan bonitas para decorar y que tengo guardadas en su almíbar, pero si no tengo,  corto en trozos alguna rodaja y listo.

5.- Vertemos la masa sobre un molde engrasado con aceite o mantequilla o forrado con papel de horno y  horneamos a 180º C unos 35 minutos. A partir de aquí ir comprobando con un palillo hasta que salga seco. ¡Ya sabéis que cada horno es un mundo!. 

6.- Dejar templar antes de desmoldar. Lo podéis servir así o decorarlo con rodajas de naranja confitada o cubrirlo de chocolate (para ello tenéis que dejarlo enfriar totalmente).



.
7.- Opcional: cobertura de chocolate

Calentar la nata o la leche evaporada a punto de hervir, verterla sobre el chocolate troceado y remover hasta fundirlo por completo. Tapar con papel film y dejar enfriar a temperatura ambiente hasta que haya tomado consistencia.




.
A Disfrutar!!!

Notas:

  • Con estas cantidades sale un bizcocho para un molde de 18 cm o dos bizcochos en moldes de 15 cm.
  • Hasta que no este completamente frío el bizcocho NO podéis cubrirlo con el chocolate.






miércoles, 30 de mayo de 2018
Naranjas confitadas

Naranjas confitadas

miércoles, 30 de mayo de 2018
Siguiendo la linea del post de la semana pasada, hoy os traigo otra receta con naranjas para seguir alargando la temporada. 

Una receta de naranjas confitadas que podréis congelar o guardar en su propio almíbar y utilizar en varias preparaciones.

¡Ya os iré contando!




.

Ingredientes para las Naranjas confitadas:

  • 2 o 3 naranjas medianas
  • 250 ml de agua
  • 200 de azúcar 
(habitualmente utilizo menos azúcar que la recomendada en este tipo de recetas, porque considero que no es necesaria, pero si os gusta mas dulce solo tenéis que añadir más cantidad)

Preparación de las Naranjas confitadas:

1.- Lavar a conciencia las naranjas debajo del grifo.

2.- Con un cuchillo bien afilado cortarlas en rodajas finas, procurando que queden enteras. 


.
3.- Ponerlas en una cazuela con agua y un pellizco de sal y hervir unos minutos. Escurrir y refrescar con cuidado (no debajo del grifo) porque las rodajas son muy delicadas. De esta manera le quitaréis a la piel de naranja parte de su amargor.

4.- Para confitarlas poner en una cazuela amplia el agua con el azúcar e incorporar las rodajas de naranja con cuidado. Dejarlas a fuego lento hasta que estén confitadas  (de 3/4 a una hora mas o menos). Ir moviendo la cazuela sin tocar las naranjas para que no se rompan.

5.- Dejar enfriar en la misma cazuela y después poner las rodajas que mantengan su forma (las que no se han roto) a escurrir en una rejilla. 
Las rotas guardarlas con el almíbar que conserven "sin escurrir" en un recipiente de cristal.

6.- Cuando estén escurridas, guardar las rodajas de naranjas confitadas envueltas en plástico transparente y al congelador para poder disfrutar de ellas en próximas recetas.




.
A Disfrutar!!!


Notas:

No desechéis las rodajas que se rompan al cortarlas y confitarlas también. En próximas entradas ya os contaré que podéis hacer con ellas. ¡Os encantará!

Las naranjas confitadas se conservan muy bien en un recipiente de cristal en el frigorífico.

Una vez bien secas (las podéis pasar un poco por el horno a unos 100ºC) las bañáis con chocolate negro y son ¡un pecado!.



miércoles, 23 de mayo de 2018
Mermelada de naranja casera

Mermelada de naranja casera

miércoles, 23 de mayo de 2018
La temporada de naranjas se acaba y que mejor manera de seguir disfrutando de ellas que con una buena mermelada casera.

Las recetas de mermeladas de fruta son muy fáciles de hacer y la recompensa es muy grande, os lo aseguro. Es una delicia comer vuestra propia mermelada encima de una tostada, sabiendo que es 100 % fruta y que podéis controlar el azúcar que lleva.




.

Ingredientes para la Mermelada de Naranjas:

  • Naranjas
  • Azúcar (la mitad del peso de las naranjas una vez peladas y troceadas)
  • 1/2 limón (opcional)





Preparación de la mermelada de naranja casera:

1.- Lavar a conciencia las naranjas de posible suciedad (bajo el chorro del grifo y un cepillo o hirviéndolas un par de minutos en agua con sal y refrescandolas en agua fría nada mas sacarlas) porque en este caso vamos a añadirle la piel de una naranja a la mermelada; si no se la vais a añadir, entonces no hace falta ya que desecharemos toda la piel.

2.- Pelar y cortar las naranjas a lo vivo (retirando toda la piel y la parte blanca), intentando recuperar el líquido y reservando la piel.

3.- Pesar la naranja y el líquido obtenido y añadir la mitad de su peso de azúcar. Añadir la piel de una de las naranjas, es opcional, pero os encantará el contraste amargo/dulce, ¡probarlo!

Para ello solo tenéis que limpiar bien la piel de la naranja de la parte blanca, porque amarga mucho, y cortarla a tiras o a cuadrados, como más os guste y  hervirla en agua con un poco de sal un par de minutos, varias veces (hervir, escurrir, volver a poner a hervir y así 3 o cuatro veces). Cuantas mas veces lo hagáis mas amargor le quitareis).

4.- Poner todo a fuego medio/bajo hasta que espese. Dependerá de las cantidades, pero mínimo 30 minutos, ir removiendo la mermelada para que no se pegue y si fuera necesario bajar mas el fuego.

Para comprobar que esta lista la mermelada de naranja podéis utilizar una espátula o cuchara y coger una pequeña cantidad, si resbala pesadamente es que esta lista. Tenéis que tener en cuenta que una vez fría espesa mas.


.
A Disfrutar!!!


Notas:

  • Si vas a utilizar la piel de la naranja en esta mermelada, eligela si es posible, con la piel gruesa, así os resultará mas fácil cortarla. 
  • La fruta no puede estar ni verde ni muy madura porque estropearía la mermelada.
  • Si dispones de tiempo deja macerar las naranjas con el azúcar unas horas, pero no es imprescindible (en mi caso cuando me da "el arrebato" de hacer mermelada, ¡me pongo y listo! y sale buenísima.
  • El zumo de limón es opcional en esta receta; se utiliza para activar la pectina de la fruta y así que nuestra mermelada espese bien. La pectina se encuentra naturalmente en la fruta, pero dependiendo del tipo tiene mas o menos. No es el caso la naranja tiene suficiente pectina, pero añadiéndole el limón espesará antes y así tenemos la fruta menos tiempo en el fuego. 
  • El azúcar es necesario para la conservación de la mermelada, pero intento ponerle el mínimo posible.
  • Aguanta muy bien refrigerada unas semanas, pero para conservarla durante mas tiempo ponla al baño maría en botes de cristal unos 15 minutos y se conservará meses. 



miércoles, 28 de febrero de 2018
Torrijas de brioche

Torrijas de brioche

miércoles, 28 de febrero de 2018
De Torrijas existen muchas variantes, remojadas en leche, en vino, ...aromatizadas con vainilla, con canela,... utilizando aceite de oliva, mantequilla,... y terminando con el pan, que puede ser del día, de varios, especial o como en este caso de brioche.

Como suele ocurrir con la mayoría de los platos tradicionales, los ingredientes y el método varían de una región a otra, pero estoy segura que esta receta ¡os encantará!.

Es sencilla, con pocos ingredientes y con menos grasa que las torrijas habituales.





.

Ingredientes para 4 Torrijas de brioche:


  • 4 rodajas de pan de brioche 
  • 250 ml de leche
  • vainilla (rama o 1 cucharadita de extracto)
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 yema de huevo
  • mantequilla

Preparación de las Torrijas de brioche:


1.- Calentar la leche, sin que hierva, y remover hasta que se disuelva el azúcar. Añadir la vainilla o cualquier otro ingrediente que os guste para aromatizarla y en un minuto apagar el fuego. Dejar templar tapada.

2.- Colar la leche de posibles restos, añadir la yema de huevo y batir. Pasar la mezcla a un recipiente amplio para poder remojar las torrijas.

3.- Pasar las rodajas de pan de brioche por la mezcla de leche y huevo, pero con cuidado de no empaparlas mucho porque sino se romperán.


.
4.- Añadir un poco de mantequilla en una sartén a fuego medio, cuando se haya derretido, espolvorear una cucharadita de azúcar, echar la torrija encima y dorar por los dos lados.
Vigilar el fuego para que no se queme ni el brioche ni la mantequilla con el azúcar.

5.- Servir las torrijas de brioche con helado o con frutos rojos o lo que mas os guste ¡improvisar!


Y disfrutar!!!






.


Notas:

  • Para aromatizar la leche podéis utilizar vainilla en rama o extracto concentrado. También podéis utilizar una rama de canela o piel de limón o de naranja. 
  • Corta las rodajas de pan de brioche un poco gruesas para que tengan mas consistencia.
  • Yo prefiero hacerlas de una en una, porque son delicadas al darle la vuelta.
  • Están buenísimas calientes y a temperatura ambiente, y mejor consumirlas en el día.
  • Para hacer mas cantidad de torrijas solo necesitáis multiplicar los ingredientes.