martes, 25 de abril de 2017
Merluza a la Koxkera

Merluza a la Koxkera

martes, 25 de abril de 2017
La merluza en salsa verde es conocida fuera del país vasco con diferentes nombres como son Merluza a la vasca, Merluza a la koxkera o Merluza a la Donostiarra, pero por muchos nombres que se le den  no deja de ser un plato típico y muy reconocido de la cocina vasca.

Hay muchas recetas de este plato que varían en pequeños detalles, pero muchos de ellos coinciden en incorporar perejil y guisantes ingredientes que refuerzan el nombre de salsa verde.


.

La merluza es un pescado sencillo con carne firme y  sabor delicado, por eso necesita muy pocos ingredientes para poder hacer un plato delicioso en el que la merluza sea la protagonista.

Hoy os traigo la receta de este plato sencillo y saludable para que podáis disfrutarlo por ejemplo en una cena ligera.


.

Ingredientes para la Merluza a la Koxkera:

(para 4 personas)


  • 4 rodajas de merluza fresca de tamaño grande (o el doble si són pequeñas)
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gr de guisantes frescos o congelados (o 1 lata pequeña de guisantes cocidos)
  • 250 gr de almejas (opcional)
  • 4 o 6 esparragos blancos
  • 3 o 4 huevos 
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de caldo de pescado o fumet
  • aceite de oliva virgen, harina, perejil 

.:

Preparación de la Merluza a la Koxkera:

1.- Cocer los huevos en agua hirviendo durante 12-14 minutos, escurrir, refrescar y pelar. Partirlos por la mitad y reservar aparte. Cocer también los guisantes si son frescos o congelados y reservar.

2.- Picar muy fino los ajos y la cebolla y en una cazuela de barro grande con 3-4 cucharadas de aceite de oliva sofreír  a fuego bajo. Primero poner la cebolla y unos minutos mas tarde incorporar los ajos hasta que todo este bien "pochado". Tener cuidado de que no se queme.

3.- Verter el vino y el caldo de pescado y dejar evaporar el alcohol unos minutos.

4.- Sazonar las rodajas de merluza, pasarlas por harina y sacudir el exceso. Sofreírlas en una sarten unos minutos por cada lado, hasta que estén ligeramente doradas. 
Incorporarlas a la salsa y terminar de cocinarlas unos minutos por cada lado.

5.- Añadir las almejas bien limpias y tapar para que se abran. Por último incorporar los guisantes, los espárragos y los huevos cocidos.

6.- Servir con un poco de perejil picado por encima.





.
A disfrutar!!!

Notas:

  • Dejar en remojo las almejas en agua fría con sal para que suelten la posible tierra.
  • Para el fumet o caldo de pescado: En una olla cocer en agua fría la cabeza y espinas de la merluza o de cualquier otro pescado con una zanahoria, un puerro y un poco de apio por ejemplo, unos 20 minutos, apagar y reposar otros 20 minutos más. No te olvides de sazonarlo.
  • Tradicionalmente este plato se guisa y se sirve en cazuela de barro, pero sino es posible os garantizo que sale igual de buena en cualquier otra cazuela o sarten que tengáis.

martes, 4 de abril de 2017
Bacalao con dátiles y miel

Bacalao con dátiles y miel

martes, 4 de abril de 2017
El bacalao es un pescado que admite muchas preparaciones distintas, es completo y versátil además es perfecto tanto como plato principal, segundo e incluso como entrante.

A diferencia de otros pescados se puede disfrutar en cualquier momento del año gracias al bacalao en salazón que nos permite hacer deliciosas comidas cuando más nos apetezca.


Entre las recetas de bacalao desalado destacan las ensaladas. Una de muy típica de la gastronomía catalana es la “esqueixada"  o Xató aquí encontrareis una receta que publiqué hace un tiempo.

Pero la receta de hoy es una receta de contrastes, Bacalao con dátiles y miel, dulce y salado. 
Si te gustan los sabores atrevidos, ¡esta es tu receta!.



.

Ingredientes para el bacalao con dátiles y miel:

  • 4 lomos de bacalao (fresco o desalado)
  • 4 o 5 dátiles (alguno mas si son pequeños)
  • 1 cucharada de miel (ajustar la cantidad a vuestro gusto de dulce)
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 vaso de caldo de pescado o verduras
  • harina, aceite de oliva


Preparación del bacalao con dátiles y miel:

1.- Enharina el bacalao y fríelo en una sartén con aceite de oliva hasta que esté dorado, un par de minutos por cada lado . Retíralo y reserva.

2.- Corta la cebolla en juliana y sofríela a fuego lento en la misma sartén donde has hecho el bacalao. Una vez caramelizada (entre 10 y 15 minutos) añade los dátiles cortados, la miel y el caldo.




.
3.- Deja cocer a fuego lento durante 5 minutos. A continuación, añade el bacalao y sigue la cocción durante 5 minutos más para que se integren los sabores.

A disfrutar!!!







Notas:

Como desalar el bacalao:
  • poner el bacalao bajo el chorro de agua del grifo y frotar delicadamente con los dedos para que se desprenda toda la sal.
  • llena un recipiente de agua fría, pon el bacalao dentro y mételo en la nevera.
  • el bacalao desmigado puede estar bien después de 24 horas de remojo y (2 o 3 cambios de agua).
  • Los trozos mas gruesos necesitan mas tiempo de remojo, puede que con 48 horas sean suficientes y (4 o 5 cambios de agua).

     Importante: mantener el recipiente siempre en el frigorífico para evitar que el bacalao se estropee.

martes, 14 de marzo de 2017
De Santo Domingo de la Calzada a Segovia

De Santo Domingo de la Calzada a Segovia

martes, 14 de marzo de 2017

Santo Domingo de la Calzada


"Es una ciudad ligada al Camino de Santiago desde su fundación por Domingo García hacia el año 1040.

Viendo las dificultades que los peregrinos, rumbo a Compostela, encontraban al atravesar la zona, trabajó para facilitarles el recorrido con la construcción de un puente que permitiera salvar el curso del río Oja, un hospital donde refugiarse, una calzada que uniera Nájera con Redecilla del Camino (Burgos) y una pequeña iglesia.

A su muerte, el 12 de mayo de 1109, fue enterrado en el camino que había trazado. Sus seguidores mantuvieron el pequeño núcleo de población, que con el tiempo adoptaría su nombre, y continuaron su obra con la creación de una cofradía."






manitas de cerdo a la riojana


.

Burgos


"La mejor manera de sentir Burgos es pasear por su centro histórico, testimonio vivo de un pasado lleno de historias, leyendas y personajes ilustres. El Arco de Santa María, la Plaza Mayor, el Paseo del Espolón, la Casa del Cordón, los alrededores de la Catedral..."












hamburguesa de carrillera de cerdo

.

Peñaranda de Duero

"Peñaranda de Duero, en la provincia de Burgos, es una hermosa villa de casco medieval. En sus calles se suceden los palacios, templos, colegiatas y casonas renacentistas y barrocas.  En lo alto del cerro es inexcusable la subida para visitar su castillo, situado en la ruta de la Ribera del Duero, tierra de vinos". 






.

Matabuena









.

Segovia


"Segovia, cuya ciudad vieja y acueducto romano son Patrimonio de la Humanidad, se encuentra situada en una elevación del terreno, entre los cauces de los ríos Eresma y Clamores. Además del famoso Acueducto, multitud de iglesias románicas, Catedral y Alcázar componen un majestuoso paisaje que domina estas tierras castellanas."







sopa castellana


.
A disfrutar!!!

notas:

Para que disfrutéis mas de la zona aquí os dejo la receta de Las patatas riojanas y la del cochinillo al horno. 

Aviso: Esta entrada no es una guía, solo quiero mostraros mi particular visión de estos lugares.
martes, 7 de marzo de 2017
Patatas a la riojana

Patatas a la riojana

martes, 7 de marzo de 2017


La Rioja es muy conocida por sus vinos, pero también por su cocina tradicional.

Uno de sus famosos platos son las Patatas a la Riojana, un guiso modesto, pero con mucho sabor a base de patatas con chorizo.


Y como en todas las recetas tradicionales, hay tantas versiones como cocineras, así que... aquí tenéis mi versión. 



.

Ingredientes para las Patatas a la Riojana:


  • chorizo para guisar (si es posible de la zona; Rioja)
  • patatas
  • caldo de pollo o verdura (casero o envasado)
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1 o 2  hojas de laurel
  • aceite de oliva virgen, sal


.

Preparación de las patatas a la riojana:

1.- Calentar aceite de oliva en una cazuela, incorpora la cebolla bien picada y póchala hasta que esté blanda y dorada.

2.- Agrega el ajo también picado fino y póchalo un par de minutos. A continuación, añade el chorizo cortado ​​y fríelo hasta que comience a dorarse. En ese momento incorpora el pimentón dulce, el picante, y la hoja de laurel. Cocínalo todo durante un par de minutos.

3.- Añade las patatas y el pimiento cortados. Sal al gusto y revuelve todo para cubrirlo de los aceites y especias. 


.

4.- Vierte el caldo o agua que cubra todos los ingredientes, tapa la cazuela y cocínalo a fuego medio hasta que las patatas estén muy tiernas y el líquido se haya reducido, unos 25' minutos.

5.- Prueba el caldo y rectifica de sal si fuera necesario. 



.
A disfrutar!!!


Notas:


  • Utilizar un buen chorizo para guisar, si es de la Rioja ¡mucho mejor!
  • Las patatas hay que "cascarlas": cortando hasta la mitad y desgarrando la otra mitad, para que suelten el almidón y así espesen el guiso.
  • Si el caldo ha quedado muy líquido, aplastar una patata, devolverla al guiso y remover.
  • Sírvelo en platos hondos con pan rústico.
  • Los platos con patatas es mejor degustarlos el mismo día, de no ser así las patatas se endurecen.
martes, 21 de febrero de 2017
Buñuelos de viento

Buñuelos de viento

martes, 21 de febrero de 2017
El buñuelo es una preparación muy antigua y consumido en muchos países. 

No solo en España, donde es típico en muchas fiestas y donde cada región incorpora sus variantes, también en otros muchos países.

En Cataluña, se consumen sobre todo durante la cuaresma, en Valencia los elaboran con calabaza, en las islas Baleares con patata o boniato, queso de Mahón o higos secos.
En Cuba se hacen con la masa de la yuca, en Colombia con almidón de maíz (Maicena), en México y Perú incluyen miel, en Venezuela también hay variantes de yuca y de calabaza (zapallo)... ¡la lista es larga!

Entre todas las posibilidades hoy vamos a disfrutar de los buñuelos de viento que son especialmente ligeros porque suelen contener grandes burbujas de aire dentro y se aprovecha el hueco para rellenarlos. 





Ingredientes para los buñuelos de viento:

(para 24 buñuelos aproximadamente ¡dependerá del tamaño!)

  • 100 ml de agua 
  • 50 ml de leche 
  • 30 g de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 o 2  cucharadas de anís
  • 1 pellizco de sal
  • ralladura de naranja (opcional)
  • 90 g de harina de trigo tamizada
  • 1/2 cucharadita de levadura (tipo Royal)
  • 1 huevo grande o 2 pequeños
  • aceite de oliva suave o girasol para freír
  • azúcar para rebozar


.

Preparación de los buñuelos de viento:


1.- Calentar en una cazuela la leche con el agua, la mantequilla, la sal, el azúcar, la ralladura de naranja y el anís.

2.- Cuando se derrita la mantequilla y empiece a hervir, retirar del fuego y verter la harina y la levadura (previamente tamizadas) de una sola vez. Remover con una cuchara de madera sin parar hasta que todos los ingredientes estén integrados y se forme una masa lisa y sin grumos. Calentar sin dejar de remover un minuto a fuego medio. Dejar reposar unos minutos.

3.- Agregar el huevo y revolver con fuerza hasta que se integre completamente en la masa. La masa debe quedar como una crema pastelera espesa, fina y sin grumos. Si hace falta (no todos los huevos son igual de grandes), añadir un huevo más o un poco de  huevo batido hasta conseguir la textura necesaria. Dejar reposar unos minutos.

4.- Con la ayuda de dos cucharillas coge pequeñas porciones de la masa y fríelas en una sartén o cazuela con abundante aceite caliente. Cuando se inflen y se doren los buñuelos, retíralos y escúrrelos sobre un plato con papel absorbente de cocina. Todavía tibios pásalos por azúcar.

A disfrutar!!!

.

Notas:

Riega los buñuelos de viento con unas gotas de anís, ¡estarán riquísimos!

Si queréis rellenar los buñuelos de viento, hacer un corte transversal con la punta de unas tijeras e introducir el relleno elegido con una manga pastelera o una cucharilla.

La temperatura del aceite es muy importante, porque si está frío los buñuelos no flotan y si está demasiado caliente se hace rápidamente una costra dura en su superficie exterior y no crecen. Haced pruebas con un poco de masa para aseguraros de que flote, aumente de tamaño y se dore en 2 o 3 minutos.